unnamed (6).jpg

Han habido algunos cambios en la falange macedonia desde que Alejandro partió por primera vez de Pella, hace milenios, aunque muchos de los que dejaron sus hogares con él todavía sirven en su nombre. 

De los Kalshodar y Dracograth sabemos poco, pero estos guerreros singulares, criados y forjados para la guerra y su eficaz persecución son simplemente el frente del ejército del Empyraeum. Más que nunca en estos tiempos modernos, necesitan los pilotos para las naves que los llevan al campo de batalla, tripulación de sus naves espaciales, ingenieros, saboteadores... hombres y mujeres mortales para quienes el recuerdo de Alejandro es todo.  

Los Kalshodar son el instrumento contundente, la cabeza del ariete, pero también necesitan que los remeros empujen hacia atrás y agreguen peso a su fuerza.