Empyraen_Army.png

Los hoplitas son los tendones que conectan los músculos del Kalshodar al puño del Empyraeum, según dice el refrán. 

Durante el tiempo en que la Conquista Incruenta estaba todavía en curso, el ejército regular era conocido en broma como los " Regulares Irregulares”. Humanos regulares, no modificados por Dragon pero compuestos por cien naciones y clases de soldados diferentes; lanceros de macedonia y Hellas, infantería y inmortales de Persia, arqueros a caballo de los Escitas, espadachines y lanceros de Manchuria, misteriosos monjes de las montañas... el ejército fue el Empyraeum por venir.  

Como se había oído decir a Alejandro: "Los Kalshodar tomarán el imperio, pero los irregulares se quedarán y lo heredarán". No quería un estado policial o militar donde los ciudadanos mortales no tuvieran ningún interés o participación en la seguridad de sus hogares y familias. No quería una colmena con los soldados y los trabajadores decididos al nacer, condenados a la eternidad monótona. No quería esclavos aterrorizados. 

De modo que cada nación miembro y, más tarde, cada mundo ocupado por humanos, fue el costumbre de creer regimientos de la población y no por el presidio inicial si tuviera tal. Estaran bien equipados, bien armados y bien entrenados en la defensa de su territorio de origen y, en tiempos de gran necesidad, del propio Empyraeum. Serían una fuerza policial en tiempos de paz y de asistencia en tiempos de desastre. 

Usarían los colores del Empyraeum y su nación con orgullo. 

Forman presidios y fuerzas de respuesta, ayudan a la tripulación y aseguran los buques de guerra y participan en acciones masivas cuando es necesario. 

 Por pura necesidad, mucho del ejército del Empyraeum en Gaia prevenía de Sèlene.  Escondidos debajo del superficie selenar durante todas las guerras del planeta madre, reclutatando y preparando, se quedaron en silencio hasta recibir el señal. La gran mayoría de estas tropas son nativos de Selene que han recibido entrenamiento y hasta cirugía especializada para permitir soldados nacidos en baja gravedad luchar en la faz de Gaia sin lastimarse. También escondidos, los restos del Gremio de Halcones mandaron agentes por incluso prisiones del Unión en busca de reclutas. Como el Gremio y Sèlene se contactaron no está conocido en este momento