Pilot.png

Los Kalshodar están construidos como guerreros y, aunque hay algunos que están entrenados técnicamente, todavía dependen de los humanos de la Marina de Empyraen para el funcionamiento y la gestión del día a día en sus flotas. 

Desde navarchs y statègeon en los puentes de sus enormes cruceros, hasta mecánicos y fabricantes, las familias de la Marina que los deberían haberles acompañado en su Largo Viaje, así hubieron sido evitados muchas de los problemas que sufrieron.     

Los cruceros tienden de más que suficiente espacio para una ciudad de humanos y incluso sus familias si el viaje es largo. Por esta razón, el sistema de sucesión heredaría practicada en Sèlene durante el Orden de Silencio ha entrado en la ley de la Marina moderna. Por un viaje de más de diez anos, la familia será trasladado y los adultos dado responsabilidades y sueldo como miembro de las fuerzas armadas.

La única excepción del sistema hereditario son los pilotos. Los Kalshodar seleccionan y capacitan a los jóvenes que consideran que tienen el potencial adecuado. Su razonamiento es que los pilotos los mantienen vivos directamente, por lo que no confiarán esas habilidades solo en la genética.

Algunos Pilotos, como el Capitán Apollyon, fueron reclutados en mundos coloniales que encontraron en el camino.