sotithorax.png

El sotitórax, apodado el "chaleco salvavidas" por los hoplitas del ejercito, es un equipo bastante versátil.   

Hecho de duros aleaciones flexibles y fibro-plásticos, lleva un núcleo de mithril líquido que, cuando se expone a la fuerza cinética o de calor, se endurecerá y proporcionar un poco de protección adicional para el usuario. 

Aunque el pesado casco hoplita y los paneles de armadura que usan los soldados son útiles por sus propiedades ablativas y protectoras, un hoplita valora su chaleco salvavidas por encima de todo lo demás.

Como sugiere el panel de control superior, el cableado del rebreather está oculto en la parte inferior del sotitórax, lo que significa que, en aras de la comodidad, un hoplita está obligado a usar su camiseta interior acolchada cada vez que ingresa a la batalla, independientemente del calor que pueda encontrar. 

Esta es, quizás, la razón por la que a los hoplitas se les conoce como gràsos o apestosos.