Promethians.png

Proyecto: Prometeo buscó, con un nivel de ironía que solo alguien seguro de que permanecerá libre del castigo divino puede lograr, 'robar el fuego de los dioses' por así decirlo. 

Mientras que Lupernikes llevó a la mayoría de los Kalshodar al largo viaje hacia las estrellas, mil permanecieron en Sèlene o Gaia . Habían sido elegidos, o ellos mismos eligieron, para quedarse y aprender las habilidades de los enanos, para hace un aprendizaje con ellos para servir mejor a sus compañeros, manteniendo vehículos y armas, arreglando y fabricando armaduras; el idea fue que los Kalshodar fueron más independientes y capaces de operar más lejos de Gaia en el futuro .  

Para casi la mitad de ellos, este plan parecía excelente, pero nunca llegó a concretarse. El Consejo desarrolló una nueva armadura sigilosa y un sistema de armas que podía detener o incluso matar a un Kalshodar. Los capturados contribuyeron de mala gana, bajo brutal experimentación y eventual muerte, a la creación de la Brigada Prometeo.  

Vestidos con una armadura voluminosa sin campos reflejos, los Prometeos son un insulto para los Kalshodar más que un halago de imitación. Son bastante más altos que los humanos normales, mucho más rápidos y parecen haber heredado las habilidades curativas de Kalshodar, pero no han nacido de un dragón. Sin embargo, pueden luchar y su lanzallamas/carabina PEC es mortal, como ha descubierto esos Kalshodar que han sido emboscados por ellos. En combate cuerpo a cuerpo no se pueden comparar pero a distancia son un desafío que los Kalshodar preferirían no tener.