Her.png

La última dragón en existencia,  según sabemos; su historia es una de gran tragedia y tristeza. Ella tiene fácilmente diez mil años y ha sido la última de su raza alrededor de tres mil de ellos; Ella eligió morir lentamente de un corazón roto en lugar de vivir sola por lo que bien podría ser el resto del tiempo.

Ese pudo haber sido el final de la historia si los enanos que huían no hubieran encontrado por casualidad la cámara debajo de Chomolungma que Ella había elegido como su tumba. Una vez que empezó a hablar con los enanos e incluso algunos goblins valientes, Ella tuvo conocimiento de la situación del mundo exterior y tal vez comenzó a cultivar las semillas de lo que se convertiría en su plan.

Se dice que ni siquiera Ella se dio cuenta de cuánto cambiaría el mundo el encuentro que tuvo con Alexander. Aunque está claro que Ella puede ver el futuro, incluso Ella admitirá que su visión está incompleta.

Para Alexander y los Kalshodar, Ella es la Madre de todos ellos y lo más cercano que tienen a una Reina o, tal vez, a una deidad. Se habla de ella con gran reverencia y amor aunque pocos de ellos se la han visto desde el día de su nacimiento.