Gryphon-B.png

La nave de descenso y cañonera Gryphon se conoce como "el caballo de batalla" de los Kalshodar. Los lleva a ellos y a su equipo donde necesitan estar y está fuertemente armado y lo suficientemente blindado como para asegurarse de que lleguen allí en una sola pieza. El Gryphon es, esencialmente, un tanque volador, no debería poder volar en absoluto. 

Con los enormes motores vectoriales de empuje Aeolus para el despegue y el aterrizaje vertical y los turbo scramjets Boreas en la parte trasera para una patada extra, es ágil de su manera pesada, aunque sus pilotos a menudo le atribuyen el nombre ‘perro-puerco’ (kunachoi) porque así dicen es como se maneja. Hace que las botas de Kalshodar lleguen al suelo rápido y duro y, para ellos, eso es lo que importa más que las apariencias.     

 

El Gryphon es como los Kalshodar, un instrumento contundente para romper la resistencia, funciona para llevar a ellos a donde tienen que ir y para entregarles vivos, esto hace y lo hace bien.

El Gryphon también lleva cuatro motores de fusión EDX-3 Helios para vuelos en vacío o una inserción atmosférica realmente rápida. El Gryphon es como los Kalshodar, un instrumento contundente para romper la resistencia, funciona para llevar a ellos a donde tienen que ir y para entregarles vivos.

Los pilotos de Gryphon tienden a ser los veteranos experimentados que sobrevivieron no solo por ser buenos, sino por tener instintos y reflejos casi sobrenaturales, además de ser hombres y mujeres serias y firmes.

La responsabilidad de llevar a Kalshodar o, los dioses sean buenos, Dracograth a la batalla no es algo que cualquier piloto pueda manejar. Pocos seres humanos pueden permanecer en presencias tan augustas por mucho tiempo sin desmoronarse por las costuras.

Para garantizar que sus cargas lleguen a su destino de manera segura, el Grifo está armado con cañones cinéticos axiales gemelos Scythia-2 mejorados, un erradicador de iones gemelo de Uranos y varios puntos duros de armas cinéticas y láser en la parte inferior y los flancos.