Empyraen_Army.png

Sëan Ollimur es un gèaler del decimotercio generación en la base secreta de Sèlene. Parte de un gran contingente de voluntarios que viajaron con sus viejos amigos, los enanos, desde Eiré para servir en La Corona del Dragón. Ese era el plan al menos.  

Cuando La Corona se fue inesperadamente sin ellos, los Ollimurs estaban entre los muchos que se quedaron, confiando en el hecho de que "volverá en un minuto, en cualquier momento ya". Doce generaciones después, Sëan, o Olly para sus amigos, se mantiene firme en esta creencia ancestral. Alexander estaba ocupado y necesitaba tomarlo prestado por un tiempo. Después de todo, La Corona es su barco, así que puede tomarlo si quiere, ¿verdad?    

Un secreto familiar muy bien guardado dice que fue el entonces Navarca Séamus Ollimur quien, hace tres siglos y medio, recibió el Orden del Silencio de Senescal Lupernikes en persona y comenzó la excavación de los Túneles Antiguos abandonados debajo del farri gantost o Mar del Silencio. y los extendió a la Ciudad Vieja en el tavi orcha o El lado oscuro de Sèlene .    Sus ordenes fueron simples; “desaparecer de todo conocimiento y espera o el orden mío o del mismo Hegèmon. Prepárale un ejercito para su llegada.”

Olly nació allí y, siguiendo la tradición familiar, se unió a los hoplitas tan pronto como tuvo la edad suficiente y comenzó a entrenarse para lo que estaba convencido de que sería la marcha para retomar la patria. 

Algunos podrían considerar que era extraño, sin embargo, que él decidió ser voluntario para la última expedición de sargento Gwydion para “volver a casa”. La mayoría pensó que entrenaría pacientemente y esperar a Alexander era o debido, pero, aunque Olly es un soldado terrible, es muy decidido. Quizás pensó en ganar tanta gloria que el mismo Hegèmon se daría cuenta. Tal vez solo aprender  ser el tipo de soldado del que su familia estarían orgullosos.  

Según Gwydion, Olly tiene el entusiasmo de veinte hoplitas, por lo tanto potencial, por eso le permitió unirse a su expedición.

Como todos los nativos de Sèlene, Ollimur es alto y esbelto debido a que nació con una gravedad mucho más baja que la de Gaia . Su régimen de entrenamiento para viajar allá tenía que ser, por tanto, especialmente brutal. Sus huesos delgados y livianos necesitaban ser radicalmente densificados y fortalecidos para evitar roturas accidentales y altamente debilitantes. Tenía que ganar masa muscular, mucha, y tenía que estar preparado para la gravedad de Gaia.  

Él y sus compañeros voluntarios llevaban aparejos especialmente diseñados que pesaban casi el doble de su propia masa en arduos recorridos de asalto. Fue, como hemos dicho, brutal. Dos tercios de los voluntarios se retiraron o hicieron un viaje a las suites mediggan de su sector de origen. Olly no.   

Olly perdió el desayuno, el almuerzo y el té cuando el esfuerzo finalmente le dejó caer pero, después de unas semanas, comenzó a acusar a sus instructores de aligerar su aparejo... simplemente se rieron y le dotaron un asiento en el ultimo Stymphalion que iba para Gaia.