4203332.png

Se podría decir fácilmente que Alejandro y sus nuevos soldados ya no son humanos y lo han dicho quienes se oponen a él. 

También se opone que él no solo conserva una fuerte humanidad sino también una responsabilidad por aquellos cuya vida permanece breve y que faltan sus ‘diferencias’, de los cuales hay muchos.

 

Desde los ‘Regulares Irregulares’ del ejército de Empyraen hasta los Damon y Dion en las calles; aquellos que permanecen como nacieron son el alma del Empyraeum y algunos tienen sus propias historias y secretos para compartir.